jueves, 14 de agosto de 2014

Si no estuviera.

Si no estuviera aquí
Si me hubiera ido
Si ya no pudieran rozarme
Sus brazos, sus palabras,
Su memoria.
Si ya sólo fuera un recuerdo
Mezquino, oscuro, pero maleable
Dulcemente acomodado
En su improbable nostalgia
Transformado por los años
En algo más bello
Y así recordaran con cariño
A un fantasma triste y huero
Inútil como un espejismo
Y así me odiaran menos
Enterrada en la lánguida
Distancia de su olvido
Mientras yo me consumo
Lejos, muy lejos,
Y un viento furioso dispersa
Las cenizas de mi alma
Maldita y culpable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada